martes 20 de abril de 2021
InicioSaludEnfermedades cardiovasculares, relacionadas a una vida inflamatoria

Enfermedades cardiovasculares, relacionadas a una vida inflamatoria

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son una causa de muerte principal a nivel mundial y una losa difícil con la que cargar: financieramente, físicamente y emocionalmente. Un estudio presentado en el Congreso Europeo de Reumatología encontró una relación significativa, de más del doble, entre una osteoartritis sintomática (artritis degenerativa) y la enfermedad cardiaca coronaria. Este estudio pone de relieve la posibilidad de que en realidad tenga una causa metabólica subyacente: inflamación.

Una vida inflamatoria

Muchas de las enfermedades degenerativas de nuestra sociedad, como enfermedades cardiacas, diabetes, cáncer y artritis, han probado tener una inflamación sistémica crónica como denominador común. Las causas de la inflamación son multifacéticas, y muchas veces se deben a decisiones dentro del estilo de vida. Entre las más comunes se encuentran:

  • Alimentos que promueven la inflamación, como granos y azúcares
  • Desequilibrios en la proporción de ácidos grasos esenciales
  • Fumar
  • Deficiencias nutricionales, como deficiencia de vitamina D
  • Estrés emocional crónico
  • Sedentarismo


Por lo regular se recetan drogas antiinflamatorias para tratar la artritis y el dolor de articulaciones, como aspirina, ibuprofeno, acetaminofeno y naproxeno. El uso prolongado de este tipo de medicamentos puede afectar los riñones y el hígado.

Vence la inflamación

Se puede pensar que la artritis es parte propia del envejecimiento. Nada más falso que eso. En virtud de la información descubierta, se pueden tomar estrategias naturales y efectivas para reducirla o eliminarla a través de una disminución de la inflamación del cuerpo. Algunas maneras para reducir la inflamación naturalmente son:

  • Optimizar los niveles de vitamina D en la sangre. La única manera de conocerlos es haciendo un estudio sanguíneo; lo recomendado son 50-70 ng/dl.
  • Optimizar la relación de Omega 3 y Omega 6. Intentar alcanzar 1:1.
  • Únicamente consumir carne que proviene de animales de libre pastoreo y que sea libre de hormonas y antibióticos.
  • Eliminar o limitar el consumo de granos y azúcares.
  • Consumir una gran cantidad de frutas y verduras orgánicos frescos, ricos en antioxidantes.


Fuentes:
Annals of the Rheumatic Diseases (2013). Association of atherosclerosis with presence and progression of osteoarthritis: the Rotterdam Study. – Investigación publicada
Natural News (2013). Cardiovascular disease – how to beat it by reversing ‘inflammatory living’.

Luis Butten
Luis busca compartir la fascinación que siente por entender el mundo que nos rodea, ofreciendo explicaciones científicas con un lenguaje accesible. Como diría Marie Curie: "Nada en la vida debe ser temido, solo comprendido". Con Biorígenes, desea precisamente eso: que todos temamos menos porque comprendemos más, puesto que no hay misterio tan oscuro sobre el que la luz de la razón no pueda brillar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

LO ÚLTIMO

LO MÁS POPULAR

Últimos comentarios