Inicio Salud ¿Por qué no hay que ver directamente un eclipse solar?

¿Por qué no hay que ver directamente un eclipse solar?

0

Siempre escuchamos que no hay que ver el Sol. Con el famoso eclipse solar del 21 de agosto de este año, esta advertencia resurgió para recordárnoslo. El meme del momento también aprovechó la locura del fenómeno astronónimo:

Sin embargo, dejando cualquier nota humorística de lado, el peligro sigue siendo muy real. Lastimosamente, una mujer estadounidense lo descubrió una vez pasada la efervescencia de esos días. ¿Por qué no hay que ver directamente un eclipse solar?

¿Por qué no hay que ver directamente un eclipse solar?

Durante el eclipse solar del 21 de agosto de 2017, una mujer estadounidense dirigió su vista al Sol, sin protección, por unos 6 segundos. Después repitió la acción durante 15 a 20 segundos más, pero esta vez con lentes especiales. Tres días después, acudió al oftalmólogo reportando que tenía problemas con su visión.
Como ella no se encontraba dentro de la totalidad del eclipse (el único momento en el que es seguro ver al Sol, cuando está 100.00% cubierto por la Luna), sus ojos sufrieron un daño considerable. Fue diagnosticada con retinopatía solar: un daño producido en la retina por ver directamente al Sol. JAMA Ophtalmology publicó varias imágenes de su caso.

Cuatro horas después de haber visto el Sol directamente, la afectada dijo que su visión estaba borrosa. También comentó que había líneas en su campo de visión. Eso se conoce como metamorfopsia, o visión distorsionada, y es característica de enfermedades de la retina. Además, en su ojo izquierdo detecto una mancha negra.

Doctores examinaron el daño producido en sus ojos y descubrieron que había quemado en hoyo en ellos. Como los eclipses solares no son muy comunes, casos como el de ella están muy poco estudiados, por lo que no hay cura. No obstante, los expertos esperan que lo sucedido sirva como una oportunidad para estudiar profundamente este tipo de casos. Así, la comunidad médica espera estar mejor preparada para el siguiente gran eclipse solar, en 2024. Además, este es solo un llamado más a recordar por qué no hay que ver directamente un eclipse solar sin la protección adecuada.
Fuentes:
EurekAlert! (2017). Mount Sinai researchers use breakthrough technology to understand eclipse eye damage.
JAMA Ophthalmology (2017). Acute Solar Retinopathy Imaged With Adaptive Optics, Optical Coherence Tomography Angiography, and En Face Optical Coherence Tomography – Investigación publicada.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

Salir de la versión móvil