viernes 7 de mayo de 2021
InicioSaludEndulzantes artificiales: ni buenos ni malos

Endulzantes artificiales: ni buenos ni malos

¿Azúcar? ¿Morena, mascabada, refinada? ¿O mejor un endulzante artificial? ¿Sucralosa, sacarosa, aspartame…? Muchos han sido los argumentos a favor y en contra de cada alternativa. Mientras que unos son fervientes defensores de ellos, otros son unos apasionados detractores. Hablando en serio y tomando en cuenta numerosos estudios hechos a través de los años, la conclusión finalmente llegó. Los endulzantes artificiales no son ni buenos ni malos.

Endulzantes artificiales: ni buenos ni malos

endulzantes artificiales ni buenos ni malos 2Los endulzantes artificiales no aportan ningún beneficio a la salud, pero tampoco ocasionan ningún daño. Eso fue lo que descubrió un metaanálisis de 35 estudios por observación y 21 pruebas controladas de endulzantes artificiales en niños y adultos. Algunas de estas investigaciones hicieron la comparación con alguien no los consumía; otras, con niveles mayores y menores de los mismos.
¿El resultado? En los adultos, no hubo evidencia convincente que señalara que los endulzantes artificiales influencian la alimentación, el comportamiento, el humor o la cognición. Tampoco sus probabilidades de sufrir cáncer o enfermedades cardiovasculares o de los riñones. Solo hubo un pequeño efecto, y es que tendrían un ligero beneficio en la pérdida de beso y en la mejora de los niveles de glucosa. Sin embargo, esto solo se sostuvo en estudios más bien pequeños y durante cortos periodos de tiempo. En los niños, los resultados fueron muy similares a los reportados en losa adultos. La única excepción es que hubo evidencia débil que señalaba que los niños que consumen endulzantes artificiales tenían mayores niveles de glucosa que los que consumían azúcar.
El autor principal de la investigación, el doctor Joerg J. Meerpohl, de la Universidad de Freiburg, indicó que el objetivo de su “estudio de estudios” era resumir la evidencia, no hacer una recomendación concreta. Por lo tanto, afirma que aunque no encontró pruebas que indicaran algún tipo de daño en la salud, tampoco puede excluir esa posibilidad. Afirma que no hay necesidad de incluirlos en la alimentación diaria, y que existen opciones a la comida endulzada artificialmente. “Siempre puedes tomar agua en vez de Coca Cola Light”, añade.
Fuente:
Nicholas Bakalar (2019). Artificial Sweeteners, Not Good, Not Bad.

Luis Butten
Luis busca compartir la fascinación que siente por entender el mundo que nos rodea, ofreciendo explicaciones científicas con un lenguaje accesible. Como diría Marie Curie: "Nada en la vida debe ser temido, solo comprendido". Con Biorígenes, desea precisamente eso: que todos temamos menos porque comprendemos más, puesto que no hay misterio tan oscuro sobre el que la luz de la razón no pueda brillar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

LO ÚLTIMO

LO MÁS POPULAR

Últimos comentarios